Compártelo en:
PARA QUÉ SIRVE UN TORNILLO

PARA QUÉ SIRVE UN TORNILLO

¿Qué podríamos decir sobre los tornillos? A simple vista parece que es un elemento que no tiene mayor importancia, pero lo cierto es que son pieza clave sin la que máquinas, muebles, soportes y otros objetos, no podrían unirse y no llegarían a ser lo que son, la perfecta unión de varios elementos.              Esto es un ejemplo claro de la utilidad de un tornillo. La investigación biomédica experimenta con materiales naturales, en este caso concreto con seda, producida por gusanos en laboratorio y cuyas propiedades podrían llegar a suplir a los actuales tornillos de titanio, ya que se desharían en nuestro organismo por sí solos, ahorrando en operaciones quirúrgicas (datos tomados de NGS, Nov/2014).             Pero nuestros fines en la no son tan científicos. Desde aquí sólo pretendemos contribuir al buen funcionamiento del ámbito de la ferreteria industrial, para lo que la tornillería, incluídas todas sus variantes con tuercas, arandelas y demás, los anclajes y otros tipos de fijaciones, son piezas clave: sin ellos no podría pasarse al siguiente escalón. Acerca del tornillo             De él podemos decir que es una pieza normalmente metálica y alargada, con forma cilíndrica y roscada y con una cabeza desde donde se ejerce la fuerza necesaria para su fijación, y cuya utilidad es unir o sujetar objetos.             Prácticamente todos están regulados por normas DIN, y normalizados en todos sus aspectos, como los materiales y sus calidades. La mayoría son de aluminio y/o acero, aunque con distintas aleaciones. La Norma EN-ISO 898-1 establece una serie de calidades que van desde la más baja (4.6) a las más alta (12.9), que deben ir...